• Sergio Ortiz

¡Lo que no sabías del ‘TACO’!


El taco puede ser grasoso y a veces picante, pero siempre representa un acertijo, y si hay suerte, deriva en sorpresa. Se trata ciertamente de un producto tradicional que permite la creación espontánea, que se fabrica y se come con las manos en un eterno ambiente festivo, y al que se acude a sabiendas de que más allá de cualquier cosa, quizá se pruebe una rara especialidad o aparezca esa salsa salvaje de la verdadera sazón popular sin la cual difícilmente un taco puede recibir ese nombre”

1- La primera taquiza de la que se tiene conocimiento, fue documentada por Bernal Díaz del Castillo, en su crónica, “Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España”, realizada por Cristóbal Colón, en Coyoacán para sus Capitanes y Conquistadores.

2- Un taco se compone de dos partes principalmente, el guiso y la tortilla con la que envolverá. Fray Bernardino de Sahagún, durante su vida escribió sobre varios tipos de tortillas: la laxcalpacholi, de maíz de colores; la ueitlaxcalli, tortilla grande delgada y blanca; la ouauhtlaxqualli, muy grande, gruesa, áspera y hecha con nixtamal, y la totonqui tlaxcalli, de color blanca.

3- Debido a que en la época prehispánica se acostumbraba a comer en la calle, es que actualmente se vende este tradicional platillo en puestos ambulantes en las principales avenidas de las ciudades.

4- Se menciona que los tacos al pastor tuvieron origen en la ciudad de Puebla, gracias a la llegada de inmigrantes libaneses durante la década de los 60, pues se modificó el Shawarma árabe, cambiando la carne de cordero por de cerdo, que fue marinada con especias nacionales, como achiote, vinagre y chiles.


  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon